RUTA 6: EL PILAR – PUERTO NAOS

RUTA 6

EL PILAR – PUERTO NAOS

Ruta: Descenso
gps-senyales
  • Distancia: 19,48 Km
  • Altura máxima: 1462 m.
  • Altura Mínima: 25 m.
  • Altura de la salida: 1462 m.
  • Altura de la llegada: 26 m.
  • Desnivel máximo: 1436 m.
  • Ascensión acumulado: 46 m.
  • Máxima velocidad: 2769 m/h
  • Max. Pendiente: 7,8%
  • Mínima Pendiente: -27,5%

Una estupenda manera de conciliar montaña y playa en un mismo día. Un descenso continuo de 1.400 metros que acaba mansamente sobre un manto de negra arena volcánica.

Esta ruta recupera, para el disfrute simultáneo de ciclistas y senderistas, un camino tradicional con múltiples décadas de abandono. Muy transitado en su momento, permitía el intercambio de mercancías entre las zonas de medianías (fundamentalmente los barrios de Las Manchas y Jedey) y el abrigo costero de Puerto Naos, cuya historia precede en varios siglos al uso turístico de la actualidad.

Después de compartir los primeros 6 kilómetros con la Ruta 3, el recorrido se independiza tras el Hoyo de la Sima. Desde allí transita por las cercanía de los celebérrimos Campanarios de Jedey (un grupo de pitones fonolíticos arrancados del suelo por la erupción de 1585), que marcan el primero de sus dos descensos bruscos. La pendiente vuelve a estabilizarse en Jedey y aprovechamos durante unos pocos cientos de metros el trazado del sendero GR 131 para a continuación avanzar por el límite septentrional de la colada volcánica y virar con rumbo norte hacia Las Manchas.

En este segundo barrio sorteamos los tímidos barrancos de Los Hombres y Tamanca y pasamos a escasos trescientos metros de dos puntos de interés turístico: la Plaza de La Glorieta (decorada en piedra volcánica y azulejos por el artista local Luis Morera) y la Casa Museo del Vino de Las Manchas. Si queremos visitarlos, tendremos que desviarnos hacia el Oeste por el Camino del Tablado.

Superada una zona de invernaderos, afrontamos el descenso final a la costa, de la que nos separa un imponente acantilado. Este último tramo, significativamente conocido como Camino de los Mancheros, viene a conectar con la trama urbana a la altura del colegio.