Ruta 5: El Pilar – Faro de Fuencaliente

RUTA 5

EL PILAR – FARO DE FUENCALIENTE

Ruta: Descenso
gps-senyales
  • Distancia: 33,08 Km.
  • Altura máxima: 1446 m.
  • Altura Mínima: 49 m.
  • Altura de la salida: 1445 m.
  • Altura de la llegada: 50 m.
  • Desnivel máximo: 1397 m.
  • Ascensión acumulado: 183 m.
  • Descenso acumulado: 1586 m.
  • Máxima velocidad: 15573m/h
  • Max. Pendiente: 11.2%
  • Mínima Pendiente: -19.4%

El equivalente sobre ruedas de la celebérrima Ruta de los Volcanes recorre toda la mitad meridional de la isla y culmina en su mismo vértice. Un recorrido completo por todas las erupciones históricas de la isla.

Gran parte de este recorrido (en concreto sus primeros 17 kilómetros) ya se encuentran descritos en el texto correspondiente a la Ruta 3. Nos centraremos por tanto en la parte exclusiva de su trayecto, que se produce al abandonar la Pista del Oeste y atravesar el pueblo de Los Canarios.

El principal de los núcleos urbanos del municipio, que ronda los 700 habitantes, destaca por su actividad vitivinícola. Varias bodegas asociadas a la Denominación de Origen de La Palma se encuentran en este término municipal. Y algunas son incluso visitables, con lo que una pausa en la ruta estaría más que justificada.

En el límite sur de la población, la ruta se desvía de la carretera general LP-209 y enfila hacia el muy recomendable Centro de Visitantes de Los Volcanes de Fuencaliente (anexo al cráter del San Antonio, indirectamente relacionado con la erupción de 1677). Antes de franquear su entrada el trazado gira hacia el colegio local y desciende hacia la costa oriental, sorteando viñedos y campos de cenizas volcánicas. En su descenso final coquetea con la carretera LP-207 y se aparta hacia el Parque Eólico de Las Cabras.

A pesar de que el topónimo usa el singular, comprobaremos que el final de ruta se ubica a los pies de dos torres gemelas. La menor y más antigua es hoy el Centro de Visitantes de la Reserva Marina de Fuencaliente (dejó de estar en uso tras la erupción del Teneguía en 1971), mientras que su compañera de mayor porte es la que sigue estando en uso en la actualidad. Junto a ellas ubicamos también las Salinas de Fuencaliente, que cuentan con un sendero autoguiado, un punto de venta y un interesante restaurante.